La participación ciudadana y su implicación en las reflexiones en torno a sus espacios públicos es fundamental para construir ciudades vivas y al servicio de las sociedad que las habita. En este sentido desde septiembre de 2012 el Ayuntamiento de Bilbao está desarrollando Bilbao Txokoak (bilbaotxokoak.raconspublics.com), una iniciativa que pretende la recuperación de 10 espacios degradados y desatendidos del municipio mediante la participación de todos aquellos que tengan algo que decir.

En la tercera convocatoria de esta iniciativa se ponía sobre la mesa la recuperación de la calle Harrobi del barrio de Bilbao la Vieja. Desde mapa no quisimos perder la oportunidad de poder participar activamente en la propuesta y para ello organizamos un taller junto con un grupo de niños de la asociación del barrio Bakuva (www.bakuva.org), para entre todos analizar los problemas de esa calle y buscar una alternativa mejor, porque los niños tienen claro lo que les gusta y lo que no… es bueno pararse de vez en cuando a escucharles y dejarse sorprender por sus ideas… y dejar que se conviertan en arquitectos de su espacio por un día.

Gracias a Sara Garteiz-Gogeaskoa la directora de la asociación pudimos organizar una jornada en la que visitamos el lugar en cuestión cada uno con un rol diferente para ver los problemas que tenía el espacio para los niños, los padres con hijos pequeños, las personas mayores, o cualquier ciudadano que pasa por allí simplemente de camino a casa o al trabajo…

Aliou, Khadija, Ismael, Aya, Adiara, Nadia, Azad y Shana tenían claro que la calle no les gustaba, estaba sucia, olía mal, había zonas peligrosas y mal iluminadas, las escaleras no permitían acceder a todo el mundo, no se puede jugar allí, no hay tiendas, ni zonas donde descansar… y algún árbol o zona verde tampoco estaría de más… 

Una vez analizado todo, nos pusimos a imaginar un lugar mejor… buscando soluciones a todos los problemas que encontramos y dejando volar un poco la imaginación ideamos hasta una piscina y una fuente de chocolate… y después poco a poco entre todos, en los locales  de Bakuva, fuimos concretando y dibujando el nuevo proyecto para la calle.

Aquí tenéis el resultado del trabajo de aquel día y la propuesta que presentamos al ayuntamiento. (podéis descargar la lámina presentada aquí: “Con ojos de niño”)

El pasado viernes 1 de febrero, presentaron los cuatro seleccionados en esta convocatoria y la propuesta que hicimos con los niños de Bakuva está entre ellas (propuestas seleccionadas)… no os podéis imaginar la ilusión de sus verdaderos autores cuando se enteraron… sobre todo por el hecho de ver que su trabajo e ilusión había sido escuchado más allá de su barrio…

¿Qué más podemos decir nosotros? la experiencia que compartimos con ese grupo de jóvenes arquitectos ha sido nuestro gran premio de este concurso… incluso antes de presentarlo ya estábamos más que recompensados… aprendimos mucho con ellos y sobre todo nos reencontramos con la auténtica ilusión de soñar los espacios sin condiciones… de dejarnos llevar por la pasión y la imaginación… de mirar todo con la inocencia y la sinceridad de los ojos de un niño… el mejor punto de partida para idear espacios urbanos vivos y llenos de energía.

* Leer artículo de la entrega de premios